Navegar / buscar

Sinopsis

Max Aub
Max Aub

En 1967, la editorial Aguilar encargó a Max Aub la escritura de la biografía de un compañero de generación y exilio mexicano: el realizador Luis Buñuel. Cuando Aub murió, el 22 de julio de 1972, dejó sobre su escritorio 5000 hojas mecanografiadas, resultado de un proyecto inconcluso que iba más allá de una biografía al uso y reflejaba la síntesis de toda una generación de artistas españoles marcada por tres guerras y un exilio que ya duraba más de 30 años. Una tercera parte de ese material estaba compuesto por transcripciones de entrevistas de Aub con Buñuel y familiares, amigos y colaboradores del cineasta. Otra tercera parte estaba formada por textos ajenos, documentos de la época, materiales surrealistas, citas, cronologías, viejas críticas de cine y recortes de prensa. Por último, también había toda la obra escrita por Luis Buñuel, las notas de Aub para el prólogo previsible, sus reflexiones sobre el surrealismo, sobre su generación y sobre el libro mismo, que se debía titular Buñuel, novela. Este conjunto heterogéneo de materiales reflejaba la modernísima concepción aubiana del género narrativo: un personaje construido a partir de un mosaico de visiones y materiales dispares. Esta concepción bebía de las vanguardias en las que se había iniciado Aub en su juventud, pero contra las que se había rebelado a partir del cisma del 36 por su supuesta abstracción de la realidad del sufrimiento de la gente, en una época de guerras dictaduras y exilios dolorosos.

Luis Buñuel
Luis Buñuel

La aventura  buñueliana de Aub recorre tres lugares fundamentales (Madrid- Residencia de Estudiantes, la forja de una generación; París, la vanguardia del mundo; México, el exilio de los olvidados) y dos ausencias (Calanda,  la huella de la tradición; Valencia, el retorno imposible) entre tres conflictos desgarradores (las dos guerras mundiales y la Guerra Civil Española), y supone la reconciliación del escritor con las vanguardias, gracias a la comprensión del surrealismo comprometido que guió siempre a Buñuel.

El trabajo en este proyecto motivó, después de 30 años, el primer viaje de Aub a una España irreconocible que ya se había emancipado de aquella generación olvidada y lejana, en el tiempo y en el espacio. Buñuel, novela consumió las últimas fuerzas de Max Aub, que moriría en el exilio intentando intentando entender el laberinto de los malditos, el drama al que habían sido condenados.

 

Dejar un comentario